Pequeña migración y pequeño problema

Aunque Osphérica ya no se actualiza, sí que lo he dejado abierto todo este tiempo para que los artículos siguieran disponibles para quien quisiera consultarlos.

Problemas con el anterior servidor en el que tenía hospedado el sitio han hecho que me decida de una vez -llevaba tiempo con esto pendiente- y haga una pequeña migración a otro servidor en el que teóricamente todo debería ir perfecto.

Lamentablemente ha habido un problema con el tema original de Osphérica, que está dando problemas  y que he preferido desactivar para que por lo menos el contenido sí esté disponible tal cual. Disculpas por las molestias, a ver si logro solucionarlo.

¡Saludos!

Osphérica se toma unas vacaciones indefinidas

Ya lo comentaba hace un mes y siento tener que dar malas noticias, pero el día a día me impide sacar el tiempo que querría dedicarle a Osphérica. Muchas son las noticias y temas que generan tanto Linux como distintas soluciones Open Source, pero afortunadamente hay muchos medios en los que podréis seguir manteniéndoos informados tanto en nuestro idioma como en otros.

De momento he decidido dejar Osphérica en modo vacaciones de forma indefinida. No tenía sentido cerrarlo –los contenidos pueden resultarle útiles a algún visitante ocasional– y mi idea es recuperar el ritmo cuando disponga de más tiempo, algo que espero ocurra en el futuro. No puedo dar fechas estimadas –quién sabe si el año que viene– pero de momento la vida familiar y mi trabajo hacen muy complicado tratar a Osphérica como se merece.

Para todos los que habéis estado acompañándome estos meses, gracias por vuestra atención, de verdad. Os mantendré informados a través de mi blog personal, Incognitosis, si surgen novedades, así como en la cuenta de Twitter de Osphérica o en la mía propia si hubiera cambios en la situación.

Saludos, y, de nuevo, ¡gracias!

Bienvenidos a Osphérica

Hoy sale a la luz Osphérica, un pequeño proyecto personal en el que trataré de mantener la línea que seguía en mi querido MuyLinux -que queda en buenas manos- y en el que si todo va como espero podré aportar unas cuantas ideas que por falta de tiempo o recursos nunca he podido hacer que cristalizasen. Mi cambio de rumbo personal y profesional ha motivado este pequeño experimento, y si la cosa sale la mitad de bien de lo que salió con ML estaré encantado.

Osphérica nace de forma modesta, y de hecho al blog aún le quedan muchos ajustes finos, así que si detectáis cualquier fallo o tenéis sugerencias sobre el sitio o sobre los contenidos a cubrir, os ruego que me las comuniquéis a traves de la página de contacto o del sencillo formulario de la barra lateral (“Qué se nos ha pasado?”). La idea es ir puliendo todos esos fallos y convertir a Ospherica en un buen punto de encuentro para todos los que sois usuarios o como mínimo observadores de lo que ocurre en el mundo Open Source y en el mundo de GNU/Linux y del software libre.

Asi pues, ¡bienvenidos a Osphérica!