Ubuntu for phones, principales características y capturas de pantalla

La llegada ayer de Ubuntu 13.10 Saucy Salamander destacó especialmente por la disponibilidad adicional –y por primera vez en la historia– de una edición final estable para smartphones. La llamada Ubuntu for phones integra numerosas mejoras que han hecho que los desarrolladores de Canonical estén especialmente orgullosos de ese lanzamiento.

Así lo confirma Rick Spencer, uno de los responsables del desarrollo, que explicaba las 6 principales novedades por las que la gente de Canonical está especialmente ilusionada con Ubuntu for phones. Son las siguientes:

  1. Actualizaciones basadas en imágenes: las herramientas APT han sido las aliadas tradicionales para actualizar paquetes y sistema en Ubuntu para PCs, portátiles y servidores, pero para esa operación se necesita bastante potencia. Para smartphones se ha ideado un sistema que hace que solo se descargue la información necesaria tras comparar la imagen instalada con la que está disponible en los servidores. Más sencillo, más ligero, y más rápido, perfecto para nuestros dispositivos móviles.
  2. Un SDK completo: los desarrolladores pueden comenzar a programar sus aplicaciones para Ubuntu for phones de tres formas distintas: aplicaciones web (viva HTML5), PhoneGap (framework Open Source) y el nuevo Ubuntu SDK que incluye el entorno de desarrollo QtCreator y todo tipo de herramientas que aportan todo lo necesario para implementar soluciones nativas de Ubuntu.
  3. Aislamiento de aplicaciones: Ubuntu for phones ejecuta las aplicaciones bajo App Armour, una característica del núcleo que hace que los procesos no puedan acceder a recursos que no deberían tocar. Eso evita posibles actuaciones de código malicioso, y aunque las aplicaciones pueden comunicarse entre ellas, lo hacen a través de APIs bien definidas y seguras. Así pues, será más fácil para los desarrolladores publicar sus aplicaciones y que éstas aparezcan disponibles en el catálogo para estos dispositivos.
  4. Paquetes click: Normalmente las aplicaciones debían estar diponibles en paquetes DEB, pero los nuevos Click Packages se simplifica la instalación –similar a los one-click-install de openSUSE– en los smartphones con Ubuntu.
  5. Mir: el nuevo servidor gráfico sustituye a X11, que era complejo para smartphones, y ifrece “una librería más simple y directa para acceder a la GPU y al gestor de ventanas”, y además funciona con los drivers de Android existentes. Ya está integrado en Ubuntu for phones y hasta cierto punto en tablets, pero no en el escritorio, donde esperan poder integrarlo en Ubuntu 14.04 LTS.
  6. Unity 8: Las imágenes de Ubuntu for phones integran la nueva versión del shell de Ubuntu, Unity 8. Entre sus características están las mejoras para interactuar con la pantalla táctil y sus iconos, así como mejoras al Dash y a los scopes que han sido optimizados para poder ser vistos en el móvil.

Spencer detalla además otros apartados como las actualizaciones que irán llegando en las próximas semanas y cómo dentro de un mes los usuarios de Ubuntu for phones serán actualizados automáticamente a la versión de desarrollo para obtener las últimas novedades en todo momento –no se especifica si se puede evitar esto–. De momento, eso sí, no será posible utilizar el smartphone –conectado a un dock– como un PC de sobremesa, aunque están trabajando duro en ello. Esperemos que en Ubuntu 14.04 LTS llegue esa opción.

ubuntu-capturas

Y como postre, atentos a la infinidad de capturas que uno de los desarrolladores de Ubuntu ha realizado de Ubuntu for phones, y en las cuales podemos ver el aspecto de diversas aplicaciones (de todas las que hay, yo diría). El aspecto de todas ellas es totalmente ubuntero, y aunque no parecen cuadrar en un smartphone –a mi, desde luego, me choca– seguro que los usuarios de la plataforma pronto se acostumbrarán a esa interfaz.

Ubuntu 13.10 disponible para PCs, portátiles, móviles y tablets. Ahí es nada.

Los responsables de Canonical han anunciado la disponibilidad de Ubuntu 13.10 Saucy Salamander, que representa la primera edición de esta distribución que además de las tradicionales ediciones de escritorio y servidor también ofrece la primera versión estable para dispositivos móviles.

Por el momento los dispositivos soportados siguen siendo los mismos que cuando se inició el proyecto —Nexus 4, Galaxy Nexus, Nexus 7 y Nexus 10–, pero el soporte en tablets es por ejemplo limitado ya que en el caso del Nexus 7 la cámara no funciona, y la rotación de pantalla tampoco.

En el caso de la versión para smartphones, en Canonical dejan claro que aún queda camino por recorrer, y Jono Bacon aclaró que se trata de una versión orientada a “operadoras, OEMs y entusiastas”, pero no a usuarios finales, lo que deja claro que las prestaciones de Ubuntu for phones es aún limitado.

Eso no quita para que no podáis descargar dicha versión y probarla si tenéis un equipo compatible, desde luego: los propios empleados de Canonical llevan tiempo probandola en sus propios dispositivos, y las aplicaciones básicas –navegador, calendario, agenda– están integradas en el sistema. Veremos si la limitada cantidad de aplicaciones hace que el despegue sea adecuado o no.

En lo que respecta a la versión de escritorio, no obstante, pocos cambios. Los a buen seguro polémicos Smart Scopes (ya no solo aparecen resultados de Amazon en el Dash, sino también de otras fuentes como la Wikipedia o Flickr) pueden desactivarse, pero quieren mantener la vocación de Canonical por convertir al Dash en el centro universal de búsquedas que evite tener que ir a cada lado por separado.

Pocos cambios realmente notables más salvo el hecho de que una de las grandes novedades de Ubuntu, Mir, no está disponible en esta edición de escritorio (sí en el móvil) debido a que XMir (la capa de compatibilidad con X11) no funciona correctamente en configuraciones multimonitor.

Sea como fuere, ya podéis descargar la distribución y comenzar a probarla, pero como indican en un primer análisis que ya han publicado en Ars Technica, Ubuntu 13.10 deja claro que “El sistema operativo Linux del futuro está a un año de llegar“. Por supuesto, se refieren a la convergencia final del PC y el smartphone/tablet, algo que se espera llegue incluso antes, en Ubuntu 14.04 LTS, y que podría venir acompañado de los primeros terminales basados en Ubuntu. Qué ganas.

El controvertido Mir no llegará por defecto a Ubuntu 13.10

Dos semanas quedan para el lanzamiento de Ubuntu 13.10 Saucy Salamander, y una de sus teóricas novedades importantes sería el uso por defecto de Mir, el nuevo sistema de ventanas que iba a reemplazar a The X Window System y que de momento verá retrasada su salida.

Este servidor de ventanas se ha desarrollado para ese ambicioso proyecto de Canonical en el que su distribución Linux llegará tanto a PCs como a smartphones o tablets. Sin embargo muchos desarrolladores y empresas –como Intel– no estaban de acuerdo con la decisión, ya que entre otras consecuencias estaba que Canonical dejaría de dar apoyo a Wayland, que surgió antes como alternativa para reemplazar a The X Window System.

Aunque Mir sí será la base de Ubuntu Touch para smartphones (pero no tablets) cuando aparezcan las imágenes para estos dispositivos el próximo 17 de octubre, no será la base de la versión de escritorio. La razón: XMir –una capa de compatibilidad Mir con X11– no está preparada para dar soporte a configuraciones multimonitor.

Lo confirmaba Oliver Ries, uno de los responsables del desarrollo de Ubuntu, que confirmaba esos problemas y aclaraba que aunque el núcleo de Mir funcionaba de forma sólida, no tener preparado XMir al 100% había hecho que retrasasen su uso en la distribución de escritorio. Aún así, añadía, seguirá estando disponible como paquete opcional para todos los que deseen probarlo.

Se espera que XMir si esté preparado para su salida en Ubuntu 14.04 LTS, la distribución que teóricamente unificará por primera vez las versiones para Ubuntu en distintos formatos de dispositivo, y aunque la intención es la de hacerlo así, Ries explicaba que los requisitos de una distro LTS obligan a que XMir esté realmente pulido para esa disponibilidad.

La Gendarmería Nacional Francesa reduce el 40% del TCO gracias al Open Source

Los responsables de la infraestructura informática del cuerpo policial de la Gendarmería Francesa han indicado cómo gracias al uso de Ubuntu Linux han logrado reducir el Total Cost of Ownership (TCO) en un 40% al ahorrarse el coste de licencias de software privativo.

De hecho, indicaba Stéphane Dumond, uno de los responsables de esa migración, “los beneficios directos del ahorro en licencias son solo la punta del iceberg. Un escritorio Open Source industrializado es un apoyo muy potente para la gobernancia IT“.

En la “Gendarmerie Nationale” se emplean 37.000 puestos de trabajo con Ubuntu Linux, y de hecho están a medio camino de la migración, ya que se espera para el verano del año que viene se hayan migrado el total de los 72.000 puestos de trabajo basadas en Ubuntu. Según Europa.eu, ésto hace de ésta implantación la mayor de Europa y la mayor del mundo a nivel migraciones a escritorios Open Source.

Dumond, que trabaja para el Ministerio del Interior francés, describió cómo la preparación para el cambio a Linux se realizó durante alrededor de 4 años. La Gendarmerie Nationale comenzó a usar solo OpenOffice, y lo implantó en los 90.000 PCs de esta agencia gubernamental, mientras que también se produjo el cambio a los formatos de documentos abiertos ODF.

En 2006 se instalaron Firefox y Thunderbird, mientras que en 2007 y 2008 se fueron instalando otras aplicaciones Open Source como Gimp o VLC para sustituir a herramientas privativas. En 2008 se produjo la migración inicial con 5.000 equipos migrados a Ubuntu, mientras que en 2011 se añadieron 20.000 más, y en 2012 otros 10.000. Esta año ya se han migrado otros 2.000, pero además se han ido actualizando todos esos equipos a Ubuntu 12.04.

Todo un ejemplo de migración Open Source, desde luego. Sería fantástico contar con documentación algo más específica del proceso, dificultades y soluciones que han ido aplicando por el camino: probablemente otras muchas organizaciones podrían dar el salto a ese modelo.

Ubuntu 13.10 Final Beta, disponible

Los desarrolladores de Canonical han anunciado hace unos días la disponibilidad de  Ubuntu 13.10 Final Beta, la versión preliminar que es la verdadera etapa previa a la salida de la edición estable y completamente definitiva que aparecerá el próximo 17 de octubre.

Aunque los responsables de Canonical ofrecen imágenes que van variando a diario en el repositorio de compilaciones diarias, esta edición es una especie de hito que permite comprobar cómo será en esencia la edición final cuando llegue dentro de algo más de dos semanas.

Entre los cambios destacados están la inclusión de Unity 7, xMir (una edición especial de Mir con soporte para servidores X que aún son necesarios cuando se usan controladores gráficos Open Source), Unity Smart Scopes –que van más allá de aquellos resultados preliminares de Amazon– y cambios en la experiencia de escritorio como un nuevo applet para elegir el teclado o cambios visuales en el aspecto de algunas aplicaciones.

Podéis descargar Ubuntu 13.10 Saucy Salamander Final Beta en la web oficial de Ubuntu, aquí. Tenéis más detalles sobre los cambios introducidos en el anuncio oficial y en las notas de la versión.

Una Ubuntu a tu medida con UCK (Ubuntu Customization Kit?

¿No te gusta Unity? ¿Prefieres que se instale OpenOffice.org en lugar de LibreOffice en Ubuntu? Obviamente cualquier usuario puede instalar y desinstalar paquetes usando como base su distribución de Ubuntu, pero si queréis tener una imagen ISO para instalar una versión de Ubuntu personalizada, UCK podría resolveros la vida.

Lo comentan en Linux.com, donde explican el funcionamiento de esta herramienta que permite configurarnos una Ubuntu “a nuestra imagen y semejanza” a través de una interfaz gráfica que nos permitirá obtener una imagen híbrida para grabar en un CD o DVD pero también para copiarla a una llave USB.

Para utilizar UCK, eso sí, necesitaremos partir de Ubuntu o de alguna distro derivada de Ubuntu com oLinux Ming. Podremos elegir cualquier derivada de Ubuntu también durante la personalización, de modo que en lugar de partir de Ubuntu para nuestra distro personalizada podremos elegir Kubuntu, Xubuntu, Lubuntu, etc.

También necesitaremos al menos 5GB de espacio en disco –cuanto más mejor– y es recomendable disponer de alguna solución de virtualización para evaluar el funcionamiento de nuestra distribución personalizada antes de grabarla en medios de instalación.

La herramienta es similar en sus objetivos a otras ya míticas como SUSE Studio, mientras que proyectos como Linux From Scratch o DebianCustomCD son quizás más avanzados y también tienen una importante parte “educativa” que permite comprender mejor la estructura de las distribuciones Linux mientras nos construimos una a medida.

Más privacidad para el Dash de Ubuntu, buen movimiento de Canonical

El año pasado hubo quejas y críticas tras las decisiones que Canonical tomó entorno al Dash y a la inclusión de algunos Lenses como el de Amazon, que parecía claramente enfocado a recolectar datos de uso de los usuarios.

Para resolver esta cuestión Ubuntu 13.10 Saucy Salamander integrará –ya lo ha hecho en las versiones previas– los llamados Smart Scopes, lo que permitirá transformar al Dash en un área de búsqueda muy potente que combinará tanto las búsquedas locales como las realizadas en servidores de Canonical que ofrecerán resultados en servicios en Internet.

Una de las características clave de estos Smart Scopes, como explicaba David Callé, uno de los empleados de Ubuntu, es que proporcionan datos anónimos a los servidores. “Los servidores de Smart Scopes hacen anónimas las imágenes antes de servirlas en tu Dash“. Como explican en ILoveUbuntu, ese proceso probablemente actúe como barrera entre el usuario y las terceras partes, impidiendo que éstas últimas tengan datos de cualquier tipo del usuario que realiza la búsqueda.

Una medida muy interesante y que seguramente sea muy bien recibida por la comunidad linuxera y ubuntera, que desde hace tiempo lidiaba con esa cuestión.

Ubuntu Touch llegará en su primera versión estable el próximo 17 de octubre

Los desarrolladores de Canonical llevan tiempo trabajando en la versión de Ubuntu para dispositivos móviles, y uno de los miembros del equipo ha anunciado que la primera edición estable de esa versión, conocida como Ubuntu Touch –suponemos que Canonical acabará unificando nombres– llegará el próximo 17 de octubre.

Ese lanzamiento coincidirá con la disponibilidad de Ubuntu 13.10 Saucy Salamander, la próxima edición de la distribución que seguirá su camino en PCs de sobremesa y portátiles.

Así pues, y a pesar de que el Ubuntu Edge no llegara a buen término , los desarrolladores de Canonical siguen comprometidos con un proyecto que se podrá instalar en los dispositivos compatibles oficialmente, esto es, los Samsung Galaxy Nexus, los Nexus 4, y los tablets Nexus 7 y Nexus 10 para los que las imágenes preliminares aparecieron desde el principio.

Esperamos poder ver versiones para otros móviles poco después –aunque serán los miembros de la comunidad los que se encargarán de esas versiones–, pero lo que de momento no llegará son terminales de fabricantes que específicamente lleven preinstalado Ubuntu Touch. Según Canonical, esos smartphones no aparecerán hasta finales de 2013 o principios de 2014.

 

Real Terminal y Koding, desarrollo y consola Linux en la nube

Los servicios en la nube están ofreciendo todo tipo de posibilidades, y una de las últimas y más llamativas es esa capacidad de desarrollar directamente desde la nube a través de plataformas como Koding, cuyos desarrolladores han lanzado ahora Real Terminal.

Real Terminal es una aplicación gratuita que funciona dentro del navegador Chrome (o Chromium) y que proporciona acceso a un entorno de desarrollo Linux muy funcional. Al instalarlo y lanzarlo contaremos con una consola de comandos que está basada en la de Ubuntu 13.04.

A partir de ahí podremos realizar todo tipo de tareas: instalar (¡apt-get al rescate!) servidores y aplicaciones o desarrollarlas con editores como vi o emacs son las más directas, pero parece no haber límites, ya que desde Real Terminal tendremos la posibilidad de conectarnos por SSH a otros servidores, o de ejecutar incluso un explorador de ficheros gracias al mítico Midnight Commander.

Entre los lenguajes directamente soportados están Node.js, Python, Ruby o Go, pero hay otros que igualmente podremos usar en esta “máquina virtual en la nube” que supone una interesante forma de programar y desarrollar y de poder acceder a ese entorno de desarrollo desde cualquier máquina con un navegador Chrome. Interesante, ¿no os parece?

La barra de progreso llega al comando cp. O mejor dicho, a gcp.

La consola de comandos de Linux es un elemento imprescindible de este sistema operativo. Su potencia es espectacular, pero sus ayudas visuales no son tan notables, y de hecho el minimalismo y ese lema del “no news is good news” a veces deja mucho que desear.

El ejemplo perfecto es el comando cp que permite copiar ficheros de un directorio a otro en nuestro ordenador, y que por defecto no proporcionan ningún tipo de salida mientras el fichero se está copiando.

Acostumbrados a las barras de progreso de otros sistemas operativos, contar con una opción similar tenía que caer algún día en Linux. Y así ha sido gracias al comando gcp, un comando ligero que soporta la copia de ficheros y carpetas y que muestra una barra de progreso con almohadillas (“#”), el tiempo estimado para finalizar y la velocidad.

Para instalar el comando en Ubuntu 12.04 y 11.10, por ejemplo, basta con utilizar el comando

sudo apt-get install gcp

Aunque para otras distribuciones y versiones antiguas de Ubuntu el proceso es algo distinto. Podéis consultar los detalles en Hectic Geek, donde hablan de este comando y de sus prestaciones. Eso sí, como indican tanto en los comentarios de ese post como en otros blogs, en realidad esa barra de progreso ya se podía conseguir con algunos métodos distintos (como usar pv, por ejemplo), aunque un buen sustituto es crear el alias

alias gcp='rsync -P'

Que más o menos logra lo mismo. Aún así, un comando curiosete, ¿verdad?