Apaache OpenOffice 4.0.1 disponible con soporte del idioma vasco

Hace ya tiempo que la Fundación Apache tomó el mando en el desarrollo de la suite ofimática OpenOffice.org, que de hecho perdió el «.org» por el camino. En ese esfuerzo por mantener la suite competitiva han dado un nuevo paso y acaban de anunciar la disponibilidad de Apache OpenOffice 4.0.1.

Esta versión es una edición «de mantenimiento» en la cual se mejoran las traducciones y en la que también encontraremos algunas mejoras de rendimiento, además de las tradicionales correcciones de errores.

Entre las nuevas traducciones destaca la inclusión del vasco como idioma soportado además de otros como khmer, lituano, polaco, serbio cirílico, sueco, chino tradicional, turco y vietnamita. En total son 32 los idiomas soportados por OpenOffice.

Entre las mejoras encontramos cómo guardar ficheros de Microsoft Excel (un formato soportado por OpenOffice) se ha acelerado un 230%, y también se han corregido diversos errores, como se indica en las notas de la versión. Podéis descargar Apache OpenOffice 4.0.1 para Windows, OS X y Linux desde la página oficial del proyecto.

La ciudad Munich finaliza su migración a Linux ocho años después

La administración de la ciudad de Munich en Alemania ha completado la migración a un escritorio Open Source, afirmaba Peter Hofmann, máximo responsable del proyecto.

Hofmann, que participó en la conferencia Linux Tag que tuvo lugar el pasado 22 de mayo en Berlín, se mostró confiado en que la estrategia Open Source de la ciudad se podría mantener a largo plazo ya que estaba centrada en la sostenibilidad. «Hemos ido pasito a pasito, en lugar de ir a un cambio radical. Preferimos la calidad y no la rapidez, y hemos elegido hacerlo nosotros mismos en lugar de esperar o gastar«.

Todos los organismos públicos de la ciudad usan ahora Limux, una distribución basada en Ubuntu que está desplegada en 14.000 de los 15.000 PCs de la administración que se encuentran en 51 oficinas en toda la ciudad.

Ahora el objetivo es migrar a LibreOffice en lugar de OpenOffice.org, que se llevaba usando desde 2006 y que por lo visto no se ha ajustado a los requisitos operativos del proyecto.

El proyecto de micración se inició en 2005, y estos últimos años la ciudad ha ido actualizando la mayoría de sus aplicaciones empresariales a soluciones basadas en la web o en java que pueden ejecutarse en cualquier plataforma, y también a soluciones nativas de Linux. En esa migración se incluye la migración y consolidación de cientos de macros plantillas y formularios documentales.

Aunque el ahorro de dinero nunca fue el principal objetivo, Hofmann destacó que esta migración le ha permitido a la ciudad ahorrar 10 millones de euros hasta la fecha.

OpenOffice.org sigue siendo la reina

La suite ofimática LibreOffice lleva ya más de dos años disponible, y sus desarrolladores pueden presumir de que sus esfuerzos han tenido un éxito notable: millones de usuarios en todo el mundo hacen uso de LibreOffice, pero curiosamente los datos recientes revelan que esta suite está aún por debajo de los números que dejan claro que hoy por hoy OpenOffice.org sigue siendo la reina de las suites ofimáticas Open Source.

El proyecto OpenOffice.org, que nació a partir del proyecto StarOffice de Sun, y que esta empresa apoyó de forma total durante su existencia, lleva más de una década disponible. La preocupación sobre su futuro tras la adquisición de Sun por parte de Oracle hizo que un buen grupo de desarrolladores creara un fork, LibreOffice, que está basada en el mismo código original pero que cada vez es más distinta a aquel proyecto.

De hecho, Oracle dejó claro que no dedicaría esfuerzos a OpenOffice.org, lo que finalmente hizo que cedieran el proyecto a la Apache Foundation, que desde entonces se encarga de actualizar la suite. LibreOffice, por su parte, está desarrollado por The Document Foundation, y ambas suites compiten por ese primer puesto en popularidad en suites ofimáticas Open Source.

En un análisis de Ars Technica dejan claro que LibreOffice está teniendo una aceptación excelente. En una entrevista mantenida con uno de los cofundadores de la Document Foundation, Italo Vignoli, señaló que cada día más de 100.000 usuarios se descargan LibreOffice, lo que supone cuatro veces más que hace un año en esta época.

Es difícil medir el número de instalaciones reales, pero en LibreOffice disponen de un método bastante acertado: cada instalación de LibreOffice hace un ping al servidor cada cierto tiempo para averiguar si hay actualizaciones. Y esos pings permiten saber cuántos usuarios activos hay en todo el mundo. Según dichos datos, «hay 21 millones de personas que están usando LibreOffice con la característica de actualización habilitada«, confirmaba Vignoli.

Aunque esas cifras son fantásticas, por ahora no pueden competir con su principal rival en el mundo Open Source. OpenOffice.org 3.4 ha sido descargada 40 millones de veces desde mayo de 2012, cuando se lanzó, mientras que esos 21 millones de LibreOffice incluye todas las versiones anteriores de la suite.

De hecho, la adopción de OpenOffice.org sigue siendo más alta que la de LibreOffice. Según las estadísticas internas del proyecto, cada día entre 160.000 y 170.000 personas se descargan la suite, y en un día «malo» ese número baja a 120.000 descargas. Los desarrolladores de OpenOffice de hecho ponen en duda las cifras de LibreOffice, calificándolas de «dudosas».

Mientras tanto, en LibreOffice indican que OpenOffice.org sigue teniendo «una ventaja de marca masiva«, reconociendo esa relevancia de una marca tan conocida como OpenOffice.org. Michael Meeks, uno de los responsables de LibreOffice, afirmaba en el artículo de Ars Tecnica que en OpenOffice.org «tienen una marca enorme y de mucho valor que durante muchos años ayudamos a construir. Es una pena que no trabajen con nosotros. Claramente tienen más descargas, creo que no hay dudas sobre eso. Pero estamos creciendo bastante rápido«.

Está claro que por el momento ambas suites lo tienen difícil ante el dominador absoluto del mercado, Microsoft Office, que según los últimos datos de la empresa de Redmond está instalada en más de 1.000 millones de PCs y portátiles, mientras que Google indica que decenas de millones de usuarios utilizan Google Docs. Pero aún así, el valor de las suites ofimáticas Open Source es innegable, y solo espero que tanto la una como la otra sigan creciendo sin parar.