GNU Hurd 0.5 llega 16 años tarde

Los creadores del proyecto GNU que acaba de cumplir 30 años tenían la intención de ofrecer un sistema operativo completo, pero les faltaba un componente esencial: el kernel, cuyo desarrollo tuvo protagonismo y nombre propio: GNU Hurd.

Ese kernel ha ido apareciendo en los últimos años como un posible candidato a formar parte de distribuciones GNU completas, y de hecho GNU ha anunciado la disponibilidad de GNU Hurd 0.5, la última iteración de un kernel que lleva 16 años en desarrollo y que aún tiene importantes limitaciones.

Por ejemplo, solo hay una versión disponible para arquitecturas de 32 bits (x86), aunque los creadores de GNU Hurd aseguran que la versión para máquinas de 64 bits está en pleno desarrollo y llegará muy pronto.

Como explican sus creadors, GNU Hurd es un conjunto de servidores que se basan en el microkernel Mach para implementar sistemas de ficheros, protocolos de red, control de acceso a ficheros y otras características que se integran desde hace tiempo en otros kernels como los de Unix o como el kernel Linux.

En el anuncio oficial se dan algunos detalles más y se explica cómo compilar el kernel para utilizarlo en un sistema «usable». Si os animáis, contadnos la experiencia, pero ya sabéis que existe una edición Debian GNU/Hurd que precisamente hace uso de este kernel.

30 años de GNU

Este fin de semana se ha celebrado en el MIT el 30 aniversario de GNU, el organismo que se ha convertido en uno de los principales símbolos del Software Libre.

El 27 de septiembre de 1983 un joven Richard M. Stallman anunciaba la creación de esta iniciativa que trataba de defender los principios del Software libre, aunque varios de esos conceptos filosóficos se aclararon unos años más tarde, pero aquel mensaje original –al que se le han rendido diversos homenajes— lo dejaba claro.

Considero que la regla de oro exige que si a mí me gusta un programa, debo compartirlo con otras personas a quienes también les gusta. Mi conciencia no me permite firmar un acuerdo de confidencialidad o un acuerdo de licencia de software.

Para poder seguir utilizando computadoras sin violar mis principios, he decidido reunir suficiente software libre para no tener que usar ningún programa que no sea llibre.

Esas fueron dos de las frases más importantes de aquel mensaje inicial que supuso el comienzo de un movimiento que ha sido crucial para el desarrollo de las distribuciones GNU/Linux (aunque la mayoría nos refiramos a ellas como Linux «a secas»), y que también ha criticado duramente –sobre todo a través del permanente discurso de Stallman, cuya forma de defender ciertas ideas no comparto– el uso de soluciones privativas.

GNU ayudó sin duda a cambiar la historia del software para siempre. ¡Felicidades!

La Gendarmería Nacional Francesa reduce el 40% del TCO gracias al Open Source

Los responsables de la infraestructura informática del cuerpo policial de la Gendarmería Francesa han indicado cómo gracias al uso de Ubuntu Linux han logrado reducir el Total Cost of Ownership (TCO) en un 40% al ahorrarse el coste de licencias de software privativo.

De hecho, indicaba Stéphane Dumond, uno de los responsables de esa migración, «los beneficios directos del ahorro en licencias son solo la punta del iceberg. Un escritorio Open Source industrializado es un apoyo muy potente para la gobernancia IT«.

En la «Gendarmerie Nationale» se emplean 37.000 puestos de trabajo con Ubuntu Linux, y de hecho están a medio camino de la migración, ya que se espera para el verano del año que viene se hayan migrado el total de los 72.000 puestos de trabajo basadas en Ubuntu. Según Europa.eu, ésto hace de ésta implantación la mayor de Europa y la mayor del mundo a nivel migraciones a escritorios Open Source.

Dumond, que trabaja para el Ministerio del Interior francés, describió cómo la preparación para el cambio a Linux se realizó durante alrededor de 4 años. La Gendarmerie Nationale comenzó a usar solo OpenOffice, y lo implantó en los 90.000 PCs de esta agencia gubernamental, mientras que también se produjo el cambio a los formatos de documentos abiertos ODF.

En 2006 se instalaron Firefox y Thunderbird, mientras que en 2007 y 2008 se fueron instalando otras aplicaciones Open Source como Gimp o VLC para sustituir a herramientas privativas. En 2008 se produjo la migración inicial con 5.000 equipos migrados a Ubuntu, mientras que en 2011 se añadieron 20.000 más, y en 2012 otros 10.000. Esta año ya se han migrado otros 2.000, pero además se han ido actualizando todos esos equipos a Ubuntu 12.04.

Todo un ejemplo de migración Open Source, desde luego. Sería fantástico contar con documentación algo más específica del proceso, dificultades y soluciones que han ido aplicando por el camino: probablemente otras muchas organizaciones podrían dar el salto a ese modelo.

Fidus Writer, el editor de texto colaborativo Open Source perfecto para estudiantes universitarios

Hace tiempo que en Internet existen herramientas de colaboración muy válidas para trabajar de forma conjunta en un mismo documento. La mayoría, claro está, son propietarias: Google Docs y Zoho Writer están entre las más conocidas, pero en el panorama Open Source destaca Fidus Writer.

Esta solución está sobre todo orientada a estudiantes y a entornos académicos en los que se usan citas, referencias, y fórmulas, y en las que, como señalan los responsables del proyecto, «el editor se centra en el contenido y no en la forma«.  Eso significa, entre otras cosas, que el autor o autores se puede concentrar en el texto en sí, y luego exportar ese texto en diversos formatos, como por ejemplo libros electrónicos, libros preparados para imprimir, o bien revistas técnicas (journals), muy típicas en estos ambientes.

El proyecto anunció hace poco que el código fuente se ha publicado bajo licencia AGPL, ideal para proyectos web, y si queréis evaluar sus opciones podéis probar el servicio en el servidor beta que dispone de la versión 1.0-rc1 del software.

Tox, la alternativa Open Source a Skype que destaca por su sencillez

Un grupo de desarrolladores de software libre llevan tiempo trabajando en Tox, un servicio de «mensajería segura para todos» que ha aprovechado las muchas suspicacias generadas por el descubrimiento del programa PRISM y de otros proyectos de vigilancia gubernamentales.

Entre las opciones de Tox están la de poder enviar mensajes –que se cifran de forma instantánea–, hacer llamadas –también seguras y gratuitas de Tox a Tox– o hacer videollamadas, también de forma segura y que de nuevo imita en cierta medida a las prestaciones de Skype y otros servicios VoIP.

El código fuente de la aplicación está disponible en GitHub, y tal y como explican allí:

El objetivo de este proyecto es crear un sustituto libre de configuración P2P para Skype. Libre de configuración significa que el usuario simplemente tendrá que abrir el programa y sin ninguna configuración de cuenta será capaz de añadir gente a su lista de amigos y comenzar a conversar con ellos. 

La idea es la de facilitar el acceso a este tipo de posibilidad de una forma mucho más sencilla, algo que por ahora los clientes que compiten con Skype no han logrado. Los desarrolladores de Tox indican que esta aplicación estará disponible muy pronto, pero los más impacientes pueden hacer uso del mencionado código fuente para comenzar a hacer pruebas.

Business Source: Monty Widenius, co-creador de MySQL, quiere cobrar por el código Open Source

La confusión que ha generado el término «Free Software» en el mundo sajón parece haber contagiado a Monty Widenius. El co-creador de MySQL parece haber cambiado de parecer respecto a la filosofía de desarrollo que permite disponer libre (y gratuitamente) del código, y ahora propone un nuevo tipo de licencia que es un híbrido entre el software libre y el software privativo. Su nombre: Business Source.

Esta licencia comercial ofrece a las empresas el código fuente del desarrollo que compran, pero solo después de los tres primeros años de su uso, tras los cuales podrán acceder a todo ese código fuente.

O lo que es lo mismo: ese código no será Open Source. No se ajusta a la definición de código abierto o de software libre, y es simplemente una solución privativa que dejará de serlo a través del pago, lo que permitirá acceder al código tiempo después. Precisametne lo que Widenius criticaba cuando hablaba del camino que Oracle había tomado con MySQL tras comprar Sun y querer hacer pagar a los usuarios por soporte.

El enfoque de Widenius no parece acertado: Red Hat es el ejemplo de cómo una empresa se puede beneficiar -y mucho- del uso, desarrollo, comercialización y soporte del software Open Source, y otras grandes como Facebook, Google o Amazon lo utilizan como parte de su negocio y le sacan mucho partido. Como dice Jim Jagielski, presidente y co-fundador de la Apache Software Foundation,

Si tu proyecto Open Source no tiene éxito con una licencia FOSS, no es culpa de la licencia. En vez de eso, es un problema de querer hacer pagar algo por lo que no debe pagarse.

Veremos si Widenius entra en razón, o si por el contrario comienza a aplicar esa filosofía a MariaDB, su fork de MySQL, que poco a poco han ido adoptando diversas distribuciones Linux.

La ciudad Munich finaliza su migración a Linux ocho años después

La administración de la ciudad de Munich en Alemania ha completado la migración a un escritorio Open Source, afirmaba Peter Hofmann, máximo responsable del proyecto.

Hofmann, que participó en la conferencia Linux Tag que tuvo lugar el pasado 22 de mayo en Berlín, se mostró confiado en que la estrategia Open Source de la ciudad se podría mantener a largo plazo ya que estaba centrada en la sostenibilidad. «Hemos ido pasito a pasito, en lugar de ir a un cambio radical. Preferimos la calidad y no la rapidez, y hemos elegido hacerlo nosotros mismos en lugar de esperar o gastar«.

Todos los organismos públicos de la ciudad usan ahora Limux, una distribución basada en Ubuntu que está desplegada en 14.000 de los 15.000 PCs de la administración que se encuentran en 51 oficinas en toda la ciudad.

Ahora el objetivo es migrar a LibreOffice en lugar de OpenOffice.org, que se llevaba usando desde 2006 y que por lo visto no se ha ajustado a los requisitos operativos del proyecto.

El proyecto de micración se inició en 2005, y estos últimos años la ciudad ha ido actualizando la mayoría de sus aplicaciones empresariales a soluciones basadas en la web o en java que pueden ejecutarse en cualquier plataforma, y también a soluciones nativas de Linux. En esa migración se incluye la migración y consolidación de cientos de macros plantillas y formularios documentales.

Aunque el ahorro de dinero nunca fue el principal objetivo, Hofmann destacó que esta migración le ha permitido a la ciudad ahorrar 10 millones de euros hasta la fecha.

Crowdfunding en el Software Libre, una idea prometedora

Hasta no hace mucho los programadores Open Source tenían complicado lograr rentabilizar económicamente sus esfuerzos. Parece que a algunos no les importa demasiado, y de hecho buena parte de los desarrollos Open Source se realizan casi por amor al arte.

Aunque hay empresas que apoyan esos desarrollos -el mejor ejemplo es el kernel Linux- hasta ahora no había demasiadas formas de que los programadores con pequeños desarrollos pudieran lograr apoyos financieros, pero el crowdfunding y servicios como KickStarter o IndieGogo han cambiado ese panorama.

De eso trata precisamente mi columna de hoy en mi blog personal, Incognitosis, así que como no es procedente calcar el post aquí, os remito a él si el tema os interesa. Desde luego, este podría ser el principio de una fructífera relación para ambas partes.

OpenOffice.org sigue siendo la reina

La suite ofimática LibreOffice lleva ya más de dos años disponible, y sus desarrolladores pueden presumir de que sus esfuerzos han tenido un éxito notable: millones de usuarios en todo el mundo hacen uso de LibreOffice, pero curiosamente los datos recientes revelan que esta suite está aún por debajo de los números que dejan claro que hoy por hoy OpenOffice.org sigue siendo la reina de las suites ofimáticas Open Source.

El proyecto OpenOffice.org, que nació a partir del proyecto StarOffice de Sun, y que esta empresa apoyó de forma total durante su existencia, lleva más de una década disponible. La preocupación sobre su futuro tras la adquisición de Sun por parte de Oracle hizo que un buen grupo de desarrolladores creara un fork, LibreOffice, que está basada en el mismo código original pero que cada vez es más distinta a aquel proyecto.

De hecho, Oracle dejó claro que no dedicaría esfuerzos a OpenOffice.org, lo que finalmente hizo que cedieran el proyecto a la Apache Foundation, que desde entonces se encarga de actualizar la suite. LibreOffice, por su parte, está desarrollado por The Document Foundation, y ambas suites compiten por ese primer puesto en popularidad en suites ofimáticas Open Source.

En un análisis de Ars Technica dejan claro que LibreOffice está teniendo una aceptación excelente. En una entrevista mantenida con uno de los cofundadores de la Document Foundation, Italo Vignoli, señaló que cada día más de 100.000 usuarios se descargan LibreOffice, lo que supone cuatro veces más que hace un año en esta época.

Es difícil medir el número de instalaciones reales, pero en LibreOffice disponen de un método bastante acertado: cada instalación de LibreOffice hace un ping al servidor cada cierto tiempo para averiguar si hay actualizaciones. Y esos pings permiten saber cuántos usuarios activos hay en todo el mundo. Según dichos datos, «hay 21 millones de personas que están usando LibreOffice con la característica de actualización habilitada«, confirmaba Vignoli.

Aunque esas cifras son fantásticas, por ahora no pueden competir con su principal rival en el mundo Open Source. OpenOffice.org 3.4 ha sido descargada 40 millones de veces desde mayo de 2012, cuando se lanzó, mientras que esos 21 millones de LibreOffice incluye todas las versiones anteriores de la suite.

De hecho, la adopción de OpenOffice.org sigue siendo más alta que la de LibreOffice. Según las estadísticas internas del proyecto, cada día entre 160.000 y 170.000 personas se descargan la suite, y en un día «malo» ese número baja a 120.000 descargas. Los desarrolladores de OpenOffice de hecho ponen en duda las cifras de LibreOffice, calificándolas de «dudosas».

Mientras tanto, en LibreOffice indican que OpenOffice.org sigue teniendo «una ventaja de marca masiva«, reconociendo esa relevancia de una marca tan conocida como OpenOffice.org. Michael Meeks, uno de los responsables de LibreOffice, afirmaba en el artículo de Ars Tecnica que en OpenOffice.org «tienen una marca enorme y de mucho valor que durante muchos años ayudamos a construir. Es una pena que no trabajen con nosotros. Claramente tienen más descargas, creo que no hay dudas sobre eso. Pero estamos creciendo bastante rápido«.

Está claro que por el momento ambas suites lo tienen difícil ante el dominador absoluto del mercado, Microsoft Office, que según los últimos datos de la empresa de Redmond está instalada en más de 1.000 millones de PCs y portátiles, mientras que Google indica que decenas de millones de usuarios utilizan Google Docs. Pero aún así, el valor de las suites ofimáticas Open Source es innegable, y solo espero que tanto la una como la otra sigan creciendo sin parar.

Hispalinux demanda a Microsoft en la UE, sus argumentos no convencen

La asociación española de usuarios de software libre Hispalinux ha presentado una demanda ante la Comisión Europea en la que alega que Microsoft dificulta la instalación de otros sistemas operativos y de software libre. Y la dificultad es, como todos ya sabréis, el sistema de arranque seguro, UEFI Secure Boot.

En Gizmodo se han puesto en contacto con el abogado de Hispalinux, José María Lancho, que ha confirmado que la demanda se ha presentado «porque Microsoft quiere proteger su monopolio con un nuevo obstáculo técnico en Windows 8«. La empresa de Redmond obliga a los fabricantes de PCs y portátiles con Windows 8 preinstalado a integrar el nuevo UEFI Secure Boot afirmando que dicha tecnología evita accesos no deseados a nuestros ordenadores, pero dicho sistema ha generado mucha polémica.

Sin embargo, varias distribuciones Linux han solucionado el problema. Algunas como Ubuntu, openSUSE, o Fedora anunciaron soporte para UEFI Secure Boot hace tiempo, y la propia Linux Foundation publicó hace semanas su propia solución para que cualquier distribución GNU/Linux pueda adoptarla.

¿Convencen los argumentos de Hispalinux? No demasiado, desde luego. Como explica Matthew Garret (desarrollador del soporte Secure Boot en la Linux Foundation), hay una diferencia clara entre Secure Boot y Restricted Boot:

Secure Boot es cualquier esquema de validación de arranque en el que el control en última instancia está en manos del propietario del dispositivo, mientras que Restricted Boot es cualquier esquema de validación de arranque en el que el control en última instancia está en manos de una tercera parte.

Así, lo que Microsoft hace necesario en dispositivos Windows 8 entra en la categoría de Secure Boot: si los fabricantes y OEMs cumplen lo que Microsoft requiere, el usuario debe ser capaz de desactivar Secure Boot completamente y también dejarlo habilitado, pero con su propia alternativa en cuanto a claves de confianza y binarios.

El propio Garret reconoce que «cualquier sistema que cumpla los requisitos de Microsoft es un sistema que respeta la libertad del propietario del ordenador para elegir cómo de restrictiva es su política de arranque«. De hecho, la Comisión Europea está al tanto de dichas disposiciones y en un anuncio oficial dejaron claro que aunque monitorizarán este y otros desarrollos del mercado, Microsoft parece haber cumplido las normas:

La Comisión no está actualmente en posesión de evidencias que sugieran que los requisitos de seguridad de Windows 8 resultan en la práctica ser una violación de las reglas de competitividad de la UE como se declara en los artículos 101 y 102 TFEU. En particular, en base a la información actualmente disponible para la Comisión, parece que los OEMs pueden decidir darle a los usuarios la opción de deshabilitar el UEFI Secure Boot.

Así es, desde luego, y eso parece dejar claro que la demanda de Hispalinux no llegará a ningún lado y en este caso, creo yo, es exagerada y llega al punto de ser un mero ataque FUD impropio de un organismo tan conocido como Hispalinux.