Eric Schmidt, ¿Chrome OS y Android independientes? No me lo creo

Chrome OS y Android permanecerán separados e independientes por mucho tiempo, y ninguno de los dos será abandonado

Esa fue la frase tecnológica del día de ayer. Todos los medios se hicieron eco de estas declaraciones de Erich Schmidt, que sigue siendo parte importante de Google pero que ahora juega un papel mucho menos claro en las decisiones reales que se toman en la empresa en la que hasta hace un par de años era CEO.

Y mientras todos los medios repetían esa frase y hacían creer a los usuarios que no habría fusión de Chrome OS y Android, yo no podía parar de pensar que estas declaraciones no eran más que un farol. Demasiadas señales apuntan a una futura fusión de ambos proyectos:

  1. El propio Eric Schmidt parecía opinar justo lo contrario en febrero de 2011, cuando declaró que “estamos trabajando a todas horas para hacer que estas tecnologías se fusiones de forma adecuada“.
  2. Chrome OS, por si no se acuerda la gente, fue lanzado en noviembre de 2009. ¿Os acordáis lo que seguía triunfando en aquellas fechas? Yep. Los netbooks. Aquellos portátiles de bajo coste que parecían perfectos para ser utilizados “en la nube”, pero que pronto quedaron desplazados por la auténtica revolución de los tablets.
  3. El Chromebook Pixel que Google lanzó hace pocas semanas es un portátil con una pantalla táctil impresionante, pero Chrome OS no tiene demasiado soporte táctil, así que el hardware parece desaprovechado por un sistema operativo inapropiado. Una mezcla de ambas alternativas parece lo más apropiado para un dispositivo así.
  4. Matías Duarte, máximo responsable del diseño de Android, reveló hace poco sus objetivos iniciales cuando fichó por esta empresa:  “Para eso vine a Google, y por esa razón estoy tan ilusionado con mi trabajo en Android. Porque realmente lo veo como un sistema operativo para la humanidad“.
  5. Andy Rubin, co-fundador de Android Inc. antes de que la comprara Google y responsable de esta división hasta hace poco, ha dejado su cargo para cedérselo a Sundar Pinchai, que hasta la fecha se encargaba precisamente de… ¿lo adivináis? Sí, de nuevo: la división de Chrome / ChromeOS. Añadirle la gestión de Android parece dejar claro que habrá integración entre ambos proyectos.

Demasiadas coincidencias. Demasiadas.

 

A Linus Torvalds le encanta su nuevo Chromebook Pixel

No soy para nada fan del Chromebook Pixel, pero desde luego la máquina de Google tiene sus puntos de interés. Y el más destacado es sin duda su pantalla, con una resolución que está dejando alucinados a todos los que la prueban. El último al que le ha convencido esa pantalla es a Linus Torvalds, que ayer publicaba en su cuenta de Google+ que está pensando en convertir este portátil en su portátil principal.

Hey, me he unido a todos los que molan y me he hecho con uno de los nuevos portátiles Pixel de Google (también conocidos como Chromebooks). Y tiene una pantalla preciosa, hasta el punto de que sospecho que lo convertiré en mi portátil principal. Suelen gustarme los portátiles algo más pequeños, pero creo que puedo acarrear este monstruo de 1,5 kg a pesar de creer firmemente que un portátil debería pesar 1 kg o menos.

El creador del kernel Linux trabajaba hasta ahora con un MacBook Air, pero parece que la resolución de pantalla del ChromeBook Pixel ha sido un argumento decisivo. Eso sí: de momento no ha instalado ninguna distribución Linux: “Todavía sigo funcionando con Chrome OS en este equipo, que es suficientemente bueno para probar algunos de mis hábitos normales de trabajo (por ejemplo leer y escribir correos electrónicos), pero espero instalar una distro real muy pronto“.

Esperaremos a que nos cuente su experiencia trabajando con Linux en el Chromebook Pixel. Por mi parte, sigo pensando que a pesar de la pantalla sigue siendo un equipo desproporcionadamente caro. Pero claro, no tengo la pasta que debe tener Linus 😉

Chrome 26 Beta llega con un nuevo lanzador de aplicaciones en su versión Windows

Los desarrolladores de este navegador web de Google basado en el proyecto Open Source Chromium han anunciado la disponibilidad de Chrome 26 Beta, una nueva edición que llega con mejoras significativas en diversas áreas.

La primera de ellas es el corrector ortográfico, que cuenta con diccionarios actualizados y soporte para tres idiomas más: coreano, tamil y albano. Además podremos sincronizar las preferencias en Chrome y Chrome OS (si disponemos de un portátil con este último), lo que hará que compartamos diccionarios entre ambos desarrollos sin problemas.

A ese soporte se le está sumando además el soporte gramatical, de homónimos, y el corrector sensible al contexto para los usuarios de habla inglesa que hayan habilitado la característica “Ask Google for suggestions” en la configuración del corrector ortográfico. Estas características que ya se usan en el motor de búsqueda de Google y en Google Docs podrían llegar a otros idiomas a corto plazo.

windows image blogpost Google launches Chrome 26 beta with spell checking improvements, app launcher preview on Windows, and more

También se ha añadido una característica que ya habíamos podido ver en Chrome OS: la presencia de un lanzador de aplicaciones/servicios de Google para la versión de Windows que eso sí, necesita que instalemos una pequeña aplicación desde la Chrome Web Store. Por el momento esta función está en fase experimental, pero es de esperar que llegue de forma estable (o casi) en la edición final de Chrome 26. Hay además mejoras notables para desarrolladores, como el soporte del elemento <template> o la mejora en el comportamiento de las transiciones CSS, algo que explican en el post detallado del blog de desarrolladores de Chromium.

Linux Mint o Ubuntu en el Chromebook Pixel

Aunque tengo muchas reservas sobre el Chromebook Pixel que Google acaba de presentar, es evidente que este Ultrabook de los de Mountain View tiene características destacables, como su impresionante pantalla con resolución de 2.560×1.700 píxeles, lo que para sus 12,85 pulgadas de diagonal resulta impresionante.

El problema, como comentaba en Incognitosis, es el hecho de que Chrome OS no es un sistema operativo al que se le pueda sacar tanto partido en este portátil, pero ahora llegan noticias de Bill Richardson, uno de los ingenieros de Google a cargo de Chrome, OS, que ha confirmado que en realidad este singular portátil está preparado para poder funcionar con distribuciones Linux convencionales, y de hecho lo ha demostrado instalando Linux Mint.

El soporte del hardware del Chromebook Pixel es completo salvo por la pantalla táctil ni de los gestos táctiles en el touchpad, que al menos por ahora no podréis disfrutar si instaláis Linux Mint en el Pixel. Salvo por ese detalle, parece que por lo demás el portátil se comporta de manera ejemplar.

Richardson indica los pasos para lograr instalar Linux Mint en los comentarios de su captura al respecto, y no son especialmente complejos así que cualquier usuario con cierta experiencia en estos temas no debería haber ningún problema.

No solo eso: este mismo ingeniero habló de la posibilidad de ejecutar tanto esta distro como otras muchas -incluida Ubuntu, para la que dio un ejemplo gráfico- a través de un entorno virtual con chroot, algo que hace necesario el uso del código disponible en GitHub.

Sin duda, interesantes formas de sacarle partido a un producto que sigo considerando que tiene un precio demasiado elevado para lo que ofrece. La pantalla resulta espectacular, desde luego, pero contar con tan solo 32 Gbytes de SSD y con puertos USB 2.0 a estas alturas me parece un error por parte de Google. Esperemos que futuras revisiones del Pixel solucionen esas limitaciones y mejoren también el apartado del precio.

Google prepara la llegada de Chromebooks con pantallas táctiles

Según el Wall Street Journal, la empresa con sede en Mountain View ha desarrollado ya los primeros modelos de Chromebook que estarán disponibles antes de que acabe el año y que tendrán una característica diferenciadora: la presencia de una pantalla táctil.

Estos nuevos portátiles basados en Chrome OS competirán en realidad con otro producto de la casa: Android. Los tablets basados en este sistema operativo hace tiempo que se han convertido en una alternativa para los trabajadores móviles, que gracias a la disponibilidad de teclados Bluetooth pueden trabajar con ellos de forma decente.

Los Chromebook con pantalla táctil tendrán un modelo de funcionamiento prácticamente idéntico al actual, pero las aplicaciones que se usan son normalmente servicios web que no han sido diseñados para ser controlados con gestos táctiles, lo que probablemente haga que Google comience a invertir en el desarrollo de versiones táctiles de algunos de los servicios y aplicaciones disponibles desde estos equipos.

El salto a la pantalla táctil por parte de los Chromebooks era según algunos analistas algo cantado. Stephen Baker, de la consultora NPD, indicó que “a largo plazo, para ser competitivos, la mayoría de producos necesitarán soporte táctil”. No estoy demasiado de acuerdo con esa fiebre por lo táctil, pero sí es cierto que hoy por hoy la tendencia a facilitar esa manera alternativa de controlar el dispositivo es interesante. Insisto: como alternativa.

Chrome OS estaba originalmente basado en… Firefox

Curiosas las declaraciones del ex-ingeniero de Google, Jeff Nelson, que ya hace unos meses publicó un post en su blog en el que da muchos detalles sobre los orígenes de Chrome OS, el sistema operativo de Google que está totalmente enfocado en la nube y que está presente en los equipos Chromebooks de algunos fabricantes.

Es bien sabido que tanto Chromium OS como Chrome OS se basan en Linux, y de hecho incluso Canonical ayudó a sentar las bases del sistema operativo de Google, pero entre los detalles que destaca Nelson destaca uno: que las primeras versiones de Chrome OS estaban basadas en Mozilla Firefox.

“Google OS no se escribió originalmente para Chrome ni se llamó ‘Chrome OS’. Todas las primeras versiones estaban basadas en Firefox. Cuando escribí la primera versión en 2006, Google aún no había comenzado a desarrollar un navegador propio, ni tenía ‘Chrome’ como nombre para ningún producto. Las versiones con Chrome comenzaron a aparecer en 2007, después de que las primeras versiones beta de pruebas de Chrome comenzaran a extenderse internamente en Google”.

Otra de las curiosidades fue la que afecta a los Chromebooks, un concepto de portátiles “siempre conectados” que no tuvo un buen recibimiento en Google. El jefe de Nelson indicó que un Chromebook “no se podría usar en un avión”, pero como señala Nelson “en realidad, sí que podrías, ya que bajo la cubierta seguía siendo una distribución Linux y podías ejecutar cualquier programa Linux instalado en él”.

Una interesante visión por alguien que estuvo totalmente implicado en el proyecto, desde luego. Tenéis el post completo aquí.