Google prepara la llegada de Chromebooks con pantallas táctiles

Según el Wall Street Journal, la empresa con sede en Mountain View ha desarrollado ya los primeros modelos de Chromebook que estarán disponibles antes de que acabe el año y que tendrán una característica diferenciadora: la presencia de una pantalla táctil.

Estos nuevos portátiles basados en Chrome OS competirán en realidad con otro producto de la casa: Android. Los tablets basados en este sistema operativo hace tiempo que se han convertido en una alternativa para los trabajadores móviles, que gracias a la disponibilidad de teclados Bluetooth pueden trabajar con ellos de forma decente.

Los Chromebook con pantalla táctil tendrán un modelo de funcionamiento prácticamente idéntico al actual, pero las aplicaciones que se usan son normalmente servicios web que no han sido diseñados para ser controlados con gestos táctiles, lo que probablemente haga que Google comience a invertir en el desarrollo de versiones táctiles de algunos de los servicios y aplicaciones disponibles desde estos equipos.

El salto a la pantalla táctil por parte de los Chromebooks era según algunos analistas algo cantado. Stephen Baker, de la consultora NPD, indicó que «a largo plazo, para ser competitivos, la mayoría de producos necesitarán soporte táctil». No estoy demasiado de acuerdo con esa fiebre por lo táctil, pero sí es cierto que hoy por hoy la tendencia a facilitar esa manera alternativa de controlar el dispositivo es interesante. Insisto: como alternativa.

Chrome OS estaba originalmente basado en… Firefox

Curiosas las declaraciones del ex-ingeniero de Google, Jeff Nelson, que ya hace unos meses publicó un post en su blog en el que da muchos detalles sobre los orígenes de Chrome OS, el sistema operativo de Google que está totalmente enfocado en la nube y que está presente en los equipos Chromebooks de algunos fabricantes.

Es bien sabido que tanto Chromium OS como Chrome OS se basan en Linux, y de hecho incluso Canonical ayudó a sentar las bases del sistema operativo de Google, pero entre los detalles que destaca Nelson destaca uno: que las primeras versiones de Chrome OS estaban basadas en Mozilla Firefox.

«Google OS no se escribió originalmente para Chrome ni se llamó ‘Chrome OS’. Todas las primeras versiones estaban basadas en Firefox. Cuando escribí la primera versión en 2006, Google aún no había comenzado a desarrollar un navegador propio, ni tenía ‘Chrome’ como nombre para ningún producto. Las versiones con Chrome comenzaron a aparecer en 2007, después de que las primeras versiones beta de pruebas de Chrome comenzaran a extenderse internamente en Google».

Otra de las curiosidades fue la que afecta a los Chromebooks, un concepto de portátiles «siempre conectados» que no tuvo un buen recibimiento en Google. El jefe de Nelson indicó que un Chromebook «no se podría usar en un avión», pero como señala Nelson «en realidad, sí que podrías, ya que bajo la cubierta seguía siendo una distribución Linux y podías ejecutar cualquier programa Linux instalado en él».

Una interesante visión por alguien que estuvo totalmente implicado en el proyecto, desde luego. Tenéis el post completo aquí.