Mir sustituirá a The X Window System en Ubuntu 13.10

El nuevo sistema de ventanas que en Canonical llevan preparando desde hace algún tiempo está a punto de llegar a nuestros escritorios de forma masiva. Los desarrolladores de Ubuntu llevan tiempo evaluando su funcionamiento, y ya se ha garantizado que Mir será el servidor de ventanas a partir de Ubuntu 13.10.

Mark Shuttleworth de hecho confesaba en su blog antes de ayer que Mir lleva un par de semanas demostrando su suavidad en su portátil, y que tanto X.Org como Compiz están usando menos memoria y menos recursos de la CPU en comparación con los que usaban con The X Window System tradicional.

Aún así, de momento sigue habiendo algunos problemas, como algunas incompatibilidades con Chromium y otros conflitos que se irán solucionando en futuras revisiones de Mir. Según la hoja de ruta del proyecto Mir, este servidor estará presente en Ubuntu 13.10, aunque también tendremos a nuestra disposición un “legacy mode” con el qeu podremos ejecutar “clientes X sin un servidor X bajo demanda”.

La ambición del proyecto es importante, y es que como muchos de vosotros ya sabréis la idea es que sea uno de los pilares de la llegada de Ubuntu a smartphones y tablets. Mir de momento se centrará en el escritorio, pero en 2014 podríamos ver su desembarco a nivel masivo en todos los dispositivos en los que Ubuntu esté funcionando.

Siguen las críticas a las últimas decisiones de Canonical

Canonical ha dejado claro en las últimas semanas el camino que quiere seguir, y eso a pesar de las críticas que esas últimas decisiones han creado entre la comunidad de usuarios y desarrolladores Linux. A las ya mencionadas en mi largo análisis sobre las últimas noticias al respecto se suman ahora los comentarios de Sam Spilsbury, mucho más conocido por su alias, smspillaz, desarrollador de Compiz que de 2010 a 2012 fue empleado de Canonical.

Spilsbury estuvo de acuerdo con las críticas de otros desarrolladores en los últimos días:

Lo que realmente me ha decepcionado ha sido el nivel de incertidumbre a la que la comunidad se está enfrentando. Por ejemplo, toda la historia sobre lo que pasará realmente con la 13.04 ha sido hasta ahora increíblemente vaga y opaca, y recientemente me dijeron que tirarían a la basura 4 meses de duro trabajo y que Ubuntu no iba a utilizar mis parches porque ya no quieren utilizar los parches de la comunidad de Compiz.  […]

Para mi ahora mismo Ubuntu es una pérdida de tiempo y ahora me centraré en mis estudios. Canonical me perdió como empleado por este tipo de maniobras, y ahora me han perdido como mantenedor de su pila de componentes también.

Duras palabras que vuelven a demostrar que muchos desarrolladores creen que Canonical les ha dado la espalda. Y como dije en el artículo anterior sobre el tema, creo que Canonical tiene perfecto derecho a tratar de definir su futuro como mejor le convenga (y además, su objetivo me parece muy prometedor), pero su forma de mantener la relación con una comunidad que ha sido vital para su crecimiento no ha sido en absoluto acertada.