GNOME Web pasa de Google y comienza a usar DuckDuckGo

Los desarrolladores del navegador nativo en GNOME, llamado simplemente «Web» (sinceramente, me parece un nombre equivocado, molaba más el anterior, Epiphany), han anunciado un cambio significativo en esta aplicación, que hasta ahora usaba el motor de búsquedas de Google y que ahora utilizará DuckDuckGo de forma nativa.

Las razones que argumentan son varias. La primera, como era de esperar, la privacidad, que quieren reforzar cada vez más y que sobre todo se ha visto afectada por una conferencia de Jacob Appelbaum en GUADEC 2012. La cooperación con DuckDuckGo ha sido la segunda razón, sobre todo a la hora de tratar de compartir los ingresos publicitarios que se derivan del uso de este motor.

Esta decisión no es definitiva: los desarrolladores de GNOME quieren probar esta «asociación durante un tiempo limitado, y evaluaremos si continuar con ella tiene sentido a largo plazo«. Por supuesto, dejan claro que los usuarios podrán seguir configurando su motor de búsqueda en el navegador Web tal y como se indica en la wiki del proyecto.

WebKit2 llega al navegador Web de GNOME, y con él, muchas mejoras

Uno de los proyectos más curiosos del entorno de escritorio GNOME es el navegador Web, antes conocido como Epiphany, y que lleva tiempo demostrando la capacidad de WebKit. Los desarrolladores han anunciado ahora que Web ya está basado en WebKit2, la última versión de este motor de renderizado, lo que permite ofrece mejoras notables en las prestaciones y rendimiento del navegador.

Entre esas mejoras, los responsables de Web destacan que ahora el navegador es más estable y seguro, los plugins GTK+2 funcionan de serie (por ejemplo, Flash), o que las páginas pueden colgarse sin que se cuelgue todo el navegador, gracias a las pestañas consideradas como procesos independientes, algo que ya es muy conocido en Chrome, por ejemplo.

Además de ello también es importante la introducción de un modo de navegación privada (Incognito) que nos permite navegar por Internet sin que se almacene ningún tipo de información o cookies en esa sesión. Las búsquedas se han renovado con una nueva interfaz, y también se ha rediseñado toda la interfaz de usuario que afecta a la reproducción de contenidos multimedia en HTML5.

La gestión de pestañas también ha mejorado mucho y ahora incluye prestaciones ya muy conocidas y populares en otros navegadores, por ejemplo la de poder recuperar pestañas cerradas, o la de abrir nuevas pestañas a través de un botón de la barra de herramientas (aunque personalmente su posición no me gusta, prefiero tenerlo justo a la derecha de la última pestaña, como en Chrome).

Las sesiones con sus pestañas abiertas se autoalmacenan en memoria frecuentemente de forma que podamos recuperarlas en caso de un cierre inesperado, y también se ha introducido un mecanismo de restauración en diferido que permite mejorar los tiempos de respuesta cuando se recuperan sesiones con muchas pestañas pesadas.

Sin duda, muchas mejoras para un navegador que va poniéndose al nivel de los populares Firefox y Chrome. En el vídeo podéis ver en acción este navegador, que ya podéis instalar en vuestra distribución desde la página del proyecto GNOME.