Cinnarch abandona Cinnamon en favor de GNOME 3.8 y GNOME Shell

Los desarrolladores de Cinnarch han decidido dejar de utilizar Cinnamon como la interfaz por defecto para su distribución Linux, y en lugar de eso harán uso de GNOME, algo curioso teniendo en cuenta que precisamente el nombre de la distribución dejaba claro que -al menos, hasta ahora- uno de sus pilares era el uso de Cinnamon.

Entre sus razones destacan que Cinnamon es complicado de instalar en Arch y combinar esa instalación con sus objetivos originales -ofrecer lo último de lo último sin duplicación de paquetes en los repositorios- estaba siendo cada vez más complicado.

Aunque siguen confiando totalmente en la forma de trabajar de Arch Linux, su pilar fundamental, creen que los paquetes de Cinnamon que se basan en el código de GNOME 3.6 e incluso en versiones anteriores de este entorno de escritorio está muy detrás de los paquetes GNOME más recientes. De hecho indicaron que «Es casi imposible mantener software desarrollado por Linux Mint en una rolling release«, y según ellos el proyecto Cinnamon va un año por detrás del código upstream.

La idea es la de cambiar cuanto antes a GNOME 3.8, así que en cuanto estos paquetes estén disponibles en el repositorio extra de Arch, harán la migración, y además los paquetes con Cinnamon serán eliminados. Han prometido además ofrecer un script para ayudar a la gente a hacer esa transición sin que tengan que realizar una reinstalación completa.

Ubuntu 13.04 Raring Ringtail Beta 2, disponible, con más ausencias que novedades

Los desarrolladores de Canonical han publicado la única beta (y final) que veremos de Ubuntu 13.04 Raring Ringtail, una edición que permitirá a quienes no sean muy aficionados a las compilaciones diarias probar las últimas novedades que prepara Canonical en esta edición.

Como revelan en The H Open, hay algunas novedades como la inclusión del kernel 3.8.5, la introducción de Upstart 1.8 o mejor soporte de Python 3, pero en realidad no hay grandes novedades en una edición que parece ser de mera transición a la espera de esa ambiciosa Ubuntu 13.10 que será el primer paso realmente importante hacia la unificación de Ubuntu en el escritorio, el smartphone y el tablet.

Una de las características destacadas es el hecho de que ya no tenemos disponibles los Smart Scopes, que entre otras cosas se encargaban de mostrar resultados de las búsquedas más allá de nuestro disco duro, extendiéndolas a las búsquedas online con resultados como los polémicos de Amazon. Parece que esa opción entrará de lleno en Ubuntu 13.10 porque según Jono Bacon, Community Manager de Canonical, «no cumplía los requisitos de calidad de Ubuntu».

Eso también significa que los usuarios tampoco tendrán acceso a controlar de forma «fina» los ajustes de las búsquedas y que solo podrán optar entre habilitar las búsquedas en todos los recursos online o deshabilitarlas completamente. El instalador Wubi tampoco llegará a Ubuntu 13.04 por problemas con el soporte de Windows 8 y no queda claro si retornará con Ubuntu 13.10.

Junto a esta beta llegan las del resto de distribuciones derivadas, con atención especial a Ubuntu GNOME 13.04, que tiene por defecto GNOME 3.6 como escritorio pero que tiene un PPA con una versión preliminar de GNOME 3.8 disponible. Podéis descargar Ubuntu 13.04 Beta 2 en la página oficial de descargas del proyecto, y hay más información -como por ejemplo, cómo actualizar desde versiones previas- en el Technical Overview de Raring Ringtail.