Siguen las críticas a las últimas decisiones de Canonical

Canonical ha dejado claro en las últimas semanas el camino que quiere seguir, y eso a pesar de las críticas que esas últimas decisiones han creado entre la comunidad de usuarios y desarrolladores Linux. A las ya mencionadas en mi largo análisis sobre las últimas noticias al respecto se suman ahora los comentarios de Sam Spilsbury, mucho más conocido por su alias, smspillaz, desarrollador de Compiz que de 2010 a 2012 fue empleado de Canonical.

Spilsbury estuvo de acuerdo con las críticas de otros desarrolladores en los últimos días:

Lo que realmente me ha decepcionado ha sido el nivel de incertidumbre a la que la comunidad se está enfrentando. Por ejemplo, toda la historia sobre lo que pasará realmente con la 13.04 ha sido hasta ahora increíblemente vaga y opaca, y recientemente me dijeron que tirarían a la basura 4 meses de duro trabajo y que Ubuntu no iba a utilizar mis parches porque ya no quieren utilizar los parches de la comunidad de Compiz.  […]

Para mi ahora mismo Ubuntu es una pérdida de tiempo y ahora me centraré en mis estudios. Canonical me perdió como empleado por este tipo de maniobras, y ahora me han perdido como mantenedor de su pila de componentes también.

Duras palabras que vuelven a demostrar que muchos desarrolladores creen que Canonical les ha dado la espalda. Y como dije en el artículo anterior sobre el tema, creo que Canonical tiene perfecto derecho a tratar de definir su futuro como mejor le convenga (y además, su objetivo me parece muy prometedor), pero su forma de mantener la relación con una comunidad que ha sido vital para su crecimiento no ha sido en absoluto acertada.