El kernel Linux 3.11 llegará pronto. Su nombre en clave: “Linux for Workgroups”

Linus Torvalds anunció ayer domingo la disponibilidad de la primera versión candidata del nuevo kernel Linux 3.11, que según el creador del kernel ha podido disfrutar de un ciclo de fusión de parches algo más tranquilo que las anteriores versiones.

El nuevo núcleo de nuestro sistema operativo tendrá menos commits que el 3.10 (probablemente menos novedades), pero aún así se han añadido más líneas de código que en la anterior iteración.

Lo más curioso sin embargo es el nombre en clave que han elegido para la versión: El kernel Linux 3.11 es “Linux for Workgroups”, en clara referencia –con un toque de ironía– a aquel mítico Windows for Workgroups 3.11 que se lanzó en noviembre de 1993 y que ofrecía soporte de redes de forma nativa, siendo una pequeña revisión del no menos mítico Windows 3.1.

Bien por los desarrolladores de Linux y por ese singular sentido del humor que honra a otros productos que con sus luces y sus sombras han marcado época en la historia de la informática.

El bug número uno de Ubuntu cerrado por Shuttleworth, pero no por la comunidad

Hace unos días Mark Shuttleworth cerraba el primero de los bugs del proyecto. Aquel “error a corregir” no era otro que el hecho de que Microsoft tenía la mayor cuota de mercado en el segmento de los PCs y portátiles, y la idea de Ubuntu era la de tratar de cambiar el panorama y convertir a Linux en protagonista en el escritorio.

Ese panorama nunca cambió. El famoso “año de Linux en el escritorio” era el mensaje de esperanza que algunas personalidades del mundo Linux lanzaban al comienzo de cada año, pero lo cierto es que la cuota de Linux en el escritorio jamás ha sobrepasado el 2% según los estudios (basados en datos de navegadores usados en sesiones de Internet) de NetApplications o de Statcounter GlobalStats.

Por supuesto, hay otras formas de ver las cosas: Android sí se ha convertido en un éxito, y este proyecto con una fuerte base Open Source es el mejor ejemplo de la excelencia a la que puede llegar un desarrollo de este tipo, aunque claro está, detrás haya estado un gigante como Google.

Por estas y otras muchas razones ese cierre del bug número 1 por parte de Mark Shuttleworth ha sido recibido con todo tipo de comentarios. Shuttleworth afirmaba que el panorama ha cambiado y que Android es el mejor ejemplo de ello, e incluso tiraba flores a Microsoft por el soporte de Linux en Azure. Pero ese singular cambio de parecer -Microsoft parecía el enemigo hace años, y ahora es un singular aliado– ha hecho dudar de Shuttleworth, que algunos creen que no quiere hacer más que ir engrandeciendo su ego.

Tuve la ocasión de conocer y entrevistar a Shuttleworth para MuyLinux en el evento LinuxCon en Barcelona noviembre de 2012, y lo cierto es que me pareció una persona amable, educada, y muy coherente. Muy afable, muy cercano, y que en mi opinión no tenía ningún interés en hacerse más famoso o más importante. De hecho, aceptaba las críticas que le planteé (como el debate sobre la publicidad de Amazon en los resultados del Dash) y se mostró en todo momento conciliador y abierto a cambios, aunque creía firmemente en que el camino que había seguido con Ubuntu.

Así pues, que ahora Shuttleworth se muestre ahora menos agresivo con Microsoft y que reconozca que luchar por corregir ese bug ya no tiene tanto sentido no me parece equivocado. Me parece una cambio de parecer coherente sobre todo ahora que su objetivo es mucho más ambicioso, y podría de hecho (hipotéticamente) servir también de demostración de que aquel bug sí que se podía cerrar. Si Ubuntu triunfara en tablets, smartphones, PCs y portátiles, lograría abarcar más cuota de mercado. Centrarse en lo que tú haces y no en lo que hacen los demás es, a mi entender, un acierto, así que una vez más, minipunto y punto para Shuttleworth, Ubuntu y la dirección que ha tomado esta distro.

La Estación Espacial Internacional (ISS) prepara su migración a Linux (¡Debian 6!)

La NASA ha decidido utilizar Linux en lugar de Windows en los portátiles que se utilizan en la Estación Espacial Internacional, y de hecho el primer robot humanoide en el espacio, el R2, está basado en Linux.

Uno de los máximos responsables de este tipo de sistemas en la ISS explicó que la NASA ha decidido hacer el cambio a Linux para los PCs de la Estación Espacial Internacional:

Hemos migrado funciones clave de Windows a Linux porque necesitábamos un sistema operativo estable y fiable, uno que pudiera ofrecernos control propio. De modo que si necesitamos realizar un parche, un ajuste, o una adaptación, pudiéramos hacerlo.

Los astronautas de la ISS harán uso de Debian 6, y anteriormente algunos ordenadores de a bordo habían usado Scientific Linux, el clon de Red Hat Enterprise Linux. Aun cuando Debian 7 acaba de salir al mercado, parece que en la NASA prefieren cubrirse las espaldas y han optado por Debian 6, que ya ha demostrado su estabilidad sobradamente.

En realidad Linux lleva usándose en varios sistemas de la ISS desde su lanzamiento, pero aún no se había impuesto en los portátiles que se usan allí. Además de eso, Linux también es el pilar básico de Robonaut (R2), el primer robot humanoide en el espacio. Actualmente dicho robot está en la estación en modo experimental, pero si se cumplen sus objetivos pronto realizará tareas peligrosas o tediosas para los astronautas.

Para ayudar en estas tareas, la NASA se está apoyando en La Linux Foundation, que dispone de recursos suficientes para ayudar a que esa migración sea todo un éxito. Noticias realmente galácticas para Linux 😉

Ni se os ocurra utilizar WUBI en Windows 8

Hace una semana que aparecieron las primeras imágenes ISO preliminares de Ubuntu 13.04 que no integraban la herramienta WUBI, que hasta entonces permitía instalar cómodamente Ubuntu desde Windows. Sin embargo, problemas e incompatibilidades con Windows 8 obligaron a retirar dicho desarrollo que ni siquiera se sabe si estará disponible en Ubuntu 13.10.

Los responsables de Canonical no solo han eliminado esa opción de las imágenes de instalación de Ubuntu 13.04, sino que ahora han añadido también una advertencia en la página de descargas de Windows, y si pulsamos en el mensaje “Install from Windows” podremos ver cómo aparece un banner de advertencia en el que se indica que no se debe usar WUBI en Windows 8 o en hardware con soporte UEFI.

En lugar de eso recomiendan descargar Ubuntu 12.10 64 bits para instalarlo en una partición dedicada. La advertencia aparece tras descubrirse -y confirmarse- que hay riesgos de estabilidad y pérdida de datos que han transmitido varios usuarios de WUBI en Windows 8. Mal futuro para una herramienta que hasta ahora había supuesto una ayuda interesante para probar Ubuntu sin riesgos y cómodamente desde Windows.

OpenShot consigue la inversión buscada, llegará a Windows y OS X

Los desarrolladores del editor de vídeo no lineal OpenShot han conseguido su objetivo y tras lanzar la campaña de recaudación de fondos en KickStarter han logrado alcanzar la cifra buscada, 20.000 dólares.

Eso les permitirá lanzar versiones para Windows y OS X además de la actual edición para Linux, y de hecho la campaña seguirá recaudando más fondos hasta el 17 de abril. La recaudación extra servirá para implementar nuevas funciones y mejorar el rendimiento y el uso de memoria.

Uno de los cambios que se esperan de esa versión que se lanzará tras la consecución de los fondos es la integración de un nuevo motor de edición de vídeo independiente de la plataforma que lleva en desarrollo dos años. También podría implementarse una nueva característica para la línea de tiempo que será desarrollada con HTML5, JQuery, CSS y WebKit y que funcionará en todas las plataformas, además de soporte completo para la librería FFMpeg.

Se espera que una versión beta para todas las plataformas llegue en noviembre o diciembre de 2013. Esperemos que ahora que se han conseguido los fondos este desarrollo cumpla sus promesas y se convierta en una alternativa importante en este segmento.

Chrome 26 Beta llega con un nuevo lanzador de aplicaciones en su versión Windows

Los desarrolladores de este navegador web de Google basado en el proyecto Open Source Chromium han anunciado la disponibilidad de Chrome 26 Beta, una nueva edición que llega con mejoras significativas en diversas áreas.

La primera de ellas es el corrector ortográfico, que cuenta con diccionarios actualizados y soporte para tres idiomas más: coreano, tamil y albano. Además podremos sincronizar las preferencias en Chrome y Chrome OS (si disponemos de un portátil con este último), lo que hará que compartamos diccionarios entre ambos desarrollos sin problemas.

A ese soporte se le está sumando además el soporte gramatical, de homónimos, y el corrector sensible al contexto para los usuarios de habla inglesa que hayan habilitado la característica “Ask Google for suggestions” en la configuración del corrector ortográfico. Estas características que ya se usan en el motor de búsqueda de Google y en Google Docs podrían llegar a otros idiomas a corto plazo.

windows image blogpost Google launches Chrome 26 beta with spell checking improvements, app launcher preview on Windows, and more

También se ha añadido una característica que ya habíamos podido ver en Chrome OS: la presencia de un lanzador de aplicaciones/servicios de Google para la versión de Windows que eso sí, necesita que instalemos una pequeña aplicación desde la Chrome Web Store. Por el momento esta función está en fase experimental, pero es de esperar que llegue de forma estable (o casi) en la edición final de Chrome 26. Hay además mejoras notables para desarrolladores, como el soporte del elemento <template> o la mejora en el comportamiento de las transiciones CSS, algo que explican en el post detallado del blog de desarrolladores de Chromium.