Una Ubuntu a tu medida con UCK (Ubuntu Customization Kit?

¿No te gusta Unity? ¿Prefieres que se instale OpenOffice.org en lugar de LibreOffice en Ubuntu? Obviamente cualquier usuario puede instalar y desinstalar paquetes usando como base su distribución de Ubuntu, pero si queréis tener una imagen ISO para instalar una versión de Ubuntu personalizada, UCK podría resolveros la vida.

Lo comentan en Linux.com, donde explican el funcionamiento de esta herramienta que permite configurarnos una Ubuntu “a nuestra imagen y semejanza” a través de una interfaz gráfica que nos permitirá obtener una imagen híbrida para grabar en un CD o DVD pero también para copiarla a una llave USB.

Para utilizar UCK, eso sí, necesitaremos partir de Ubuntu o de alguna distro derivada de Ubuntu com oLinux Ming. Podremos elegir cualquier derivada de Ubuntu también durante la personalización, de modo que en lugar de partir de Ubuntu para nuestra distro personalizada podremos elegir Kubuntu, Xubuntu, Lubuntu, etc.

También necesitaremos al menos 5GB de espacio en disco –cuanto más mejor– y es recomendable disponer de alguna solución de virtualización para evaluar el funcionamiento de nuestra distribución personalizada antes de grabarla en medios de instalación.

La herramienta es similar en sus objetivos a otras ya míticas como SUSE Studio, mientras que proyectos como Linux From Scratch o DebianCustomCD son quizás más avanzados y también tienen una importante parte “educativa” que permite comprender mejor la estructura de las distribuciones Linux mientras nos construimos una a medida.

Xubuntu, Mir y XMir

Como todos sabéis en Canonical están trabajando duro en Mir, el servidor de ventanas que reemplazará a X.org y que por ejemplo no tendrá nada que ver con Wayland, la propuesta que desde hacía tiempo se estaba manejando en el mundo Linux y Open Source.

Para tratar de unir puentes entre Mir y el tradicional protocolo X está XMir, un servidor X que se ejecuta por encima de Mir y que permite que las aplicaciones que saben hablar el protocolo X pero no saben hablar “en Mir” –o sea, prácticamente todas las existentes a día de hoy– puedan funcionar en entornos Mir. Lo explicaba hace poco con detalle Matthew Garret en su blog.

Ahora uno de los desarrolladores de Xubuntu, Bruno Benítez, ha indicado en la lista de correo de Xubuntu-devel que quieren tratar de evaluar el cambio de uno a otro servidor X, y para ello han publicado una edición preliminar de lo que será Xubuntu 13.10 que precisamente está basada en XMir. Puede que gracias a las pruebas se pueda facilitar una transición que parece demasiado radical por parte de Ubuntu pero que ahora podría ser algo más “natural” de un servidor a otro.

Podéis descargar la ISO de Xubuntu 13.10 con XMir aquí.